¿Ya conoces las famosas 4P´s en marketing?

El concepto del Marketing Mix era y es considerado para muchas personas el elemento clave para la estrategia de posicionamiento de la marca. Sin embargo, este modelo ha tenido que evolucionar radicalmente a lo largo del tiempo, esto se debe a que el mundo de la mercadotecnia se encuentra en transición todo el tiempo.

Los canales de comunicación son diferentes, los clientes se encuentran más informados cada vez y las decisiones de compra son bombardeadas cada vez más por las marcas de diferente manera. Esto genera que las estrategias no puedan ser las mismas en los diferentes canales de comunicación.

Con todos estos cambios te recomendamos echarle un ojo a este post para descubrir su evolución y enfoque en el marketing actual.

¿Qué es el Marketing Mix?

Cuando hablamos del marketing tradicional la mayoría de las ocasiones se nos viene a la mente las 4P´S: Producto, Precio, Plaza y Promoción. Este modelo fue descrito por Jerome McCarthy en los años 60 como un esquema inicial para obtener una “mezcla de mercadeo” que era un análisis de tu negocio. Este modelo tiene como objetivo encontrar las respuestas a las 4 interrogantes de tu marca.

  • ¿Qué producto voy a lanzar?
  • ¿Qué precio le voy a poner al producto?
  • ¿En qué mercado voy a vender el producto?
  • ¿De qué manera voy a comunicar el producto?

Este esquema se define de manera completa de la siguiente manera:

Producto:

La definición del producto con los aspectos de comercialización para satisfacer las necesidades y deseos de los usuarios finales.

Precios:

Proceso de la fijación de un precio para cada producto, en este se incluyen los descuentos y promociones. Se debe de conocer el precio que el consumidor esta dispuesto a pagar por el producto, los precios establecidos por la competencia y conocer los atributos de nuestros competidores para que nosotros generemos una ventaja competitiva.

Plaza:

La forma en la que él producto o servicio llega hasta el cliente, establecer el punto de venta. Este punto también engloba el canal por el cual se vende el producto, la ubicación geográfica donde se esta realizando la venta y el segmento al que va dirigido. Este punto también se enfoca en la manera en la que el entorno puede afectar las ventas del producto.

Promoción:

Todas las formas posibles den dar a conocer el producto o servicio, ya sea publicidad, promoción de ventas, presupuestos destinados y las estrategias a ejecutar. Se deben seleccionar las mejores maneras de llegar al público objetivo con la comunicación adecuada.

¡Alto! Si aún no has leído nuestro artículo ¿Cómo generar un presupuesto de Marketing digital efectivo sin fallar en el intento?, te recomendamos hacerlo antes de continuar con la lectura.

Aunque el esquema del Marketing Mix es de gran ayuda para establecer puntos importantes en la estrategia del negocio, se enfoca totalmente al marketing tradicional. Es decir, se basa en estrategias de promoción y ventas en medios tradicionales como televisión, radio y medios impresos, dejando a un lado elementos que hoy en día están mas visibles en los canales digitales, el cliente y su perspectiva.

Las 4P´s han evolucionado a las 4E´s

Con el crecimiento de los canales digitales en los últimos años, la mercadotecnia tuvo que dejar de enfocarse en la comunicación de masas y en el producto para enfocarse más en los clientes y las experiencias.

El cliente hoy en día busca sentirse único, especial e identificarse con una marca, es por eso que las marcas deben realizarse la siguiente pregunta: ¿Por qué estoy existiendo?

Cuando una marca se comunica con sus clientes debe ser respaldada por un propósito, significado y emociones para poder tener relevancia. Es por eso que la evolución del Marketing Mix es la siguiente:

Experiencia y emoción:

El producto no se queda como el elemento más importante de la ecuación, el cliente busca una experiencia que pueda obtener al interactuar y consumir con el producto.

Exchange:

Es el intercambio entre usuarios y plataformas, los datos hoy en día son sumamente valiosos. Cuando un usuario navega por una plataforma digital no lo realiza de manera gratuita, esta intercambiando entretenimiento por sus datos y comportamientos.

En cualquier lugar:

Con una tienda en línea el punto de venta del marketing tradicional esta muerto relativamente. Gracias al internet podemos comprar y vender en cualquier lugar sin importar las limitantes geográficas.

Evangelización:

Ya no es suficiente para las marcas tener clientes, es necesario tener fanáticos de la marca que comuniquen las emociones y los propósitos de las marcas.

Como podemos observar, el marketing actual debe de enfocarse no únicamente en el producto, sí no en la experiencia y en los clientes que consumen el producto. Cuando una persona selecciona nuestro producto o servicio sobre la competencia debemos garantizar que la persona experimente las emociones y experiencias que nos proponemos para fidelizarlo.

Con todo esto dicho, es momento de centrar tu marca en la experiencia que aporta al mundo y a tus clientes, para poder generar tu ventaja competitiva.